Un restaurante curiosito en una zona donde se puede aparcar, no facilmente pero mejor q en otros sitios de madrid, el servicio, bueno, q no muy bueno, pero si simpático y amable, aunque sin prisas,

la comida rica, aunque el nombre indique comida turca, aquello podia ser de cualquier pais, q se pueda considerar arabe, q no es lo se puede considerar turquia, en fin, un lío,

una danza del vientre de una muy guapa muchacha, disfraces a disposición del público, al menos en el reservado donde estuvimos, q la verdad, etsba muy bien cenar así nosotros a nuestra bola,

el sitio, tanto arriba con terraza, para tomar un te o lo q fuere, y abajo para comer, muy bien aambientado, sin q haya q tirar cohetes, pero vamos un sitio q si merece la pena conocer,

los baños tb curiosos, con un mosaico en dorado muy original,

como siempre q hace mucho q no ves a los amigos, te quedas con la sensación de no haber hablado nada y te quedas con ganas de mas charla, pero bueno…., esto lo digo por coque y manolo q ya les dije q se lo diría por aquí, pq con karmele y rocio si q pude hablar mas….

a ver si nos vemos mas a menudo, aqui están las temidas fotos, q nadie se mosquee, pero me gusta ponerlas todas, pq asi se ve hasta donde llegaron mis carcajadas, y es q me encanta pasarmelo bien con mis amigos!!

Anuncios