Está en la calle Sandoval, en pleno Chamberí madrileño,

se inauguró el pasado sábado con mucho éxito y asistencia de amigos y familiares de los cuatro socios.

El nombre…., bueno…., a Javier, uno de los socios, le llaman jota, ….sobretodo le llamaba Jota un amigo, Gonzalo, q ya no está.

El local es amplio, decorado con mucho gusto, madera, acogedor, cálido, sencillo, han colaborado en la decoración amigos fotógrafos, ….imágenes muy sugerentes relacionadas con la cultura gastronómica española adornan las paredes.

Javier el cocinero, es vasco, tuvo q salir a saludar tras los aplausos que arrancó al mediodía.

Por la noche estaba hasta arriba, las cañas muy bien tiradas, los aperitivos, chistorritas, canapés variados, boquerones fritos…. mmmm, todo riquísimo.

La idea sin embargo del restaurante es dar de comer un menu tradicional español, cada día habrá unas sugerencias, en fin, mejor visitarlo y probar, seguro q repetimos….

En la inauguración volví a ver a mucha gente perdida de vista…. y que alegría dan esas cosas, Miguel, tantos años, Daniel y Javier de Becerril, Andy e Inés, Ramón “el capa”….

Con Nuria, divinamente, conocí a Lourdes, encantadora…. la noche, las cañas, el vino, las copas, pasaron factura….

….pero mereció la pena.

Anuncios