Anoche fui a ver la última puesta en escena de Fele Martínez, en el Teatro Afil, Solomillo….

Sesión no numerada, parejas y tríos rotos por este motivo a ultima hora, antes de subir el telón,

tiene el Alfil una barra donde consumir al entrar y te lo puedes llevar al asiento, pq en el transcurso de la representación lo cierran, ….una caña, una copa, un zumo….(aghhhrrrr), yo con coger un buen sitio tuve bastante….

Una interpretación estupenda, con un guión cargadísimo de humor, tiene mucho momentos álgidos, sobretodo en el inicio….

….yo iba poco predispuesta a reirme, había pasado una tarde de tareas domésticas en casa, solitaria…. e iba de mal humor al teatro, y enseguida me deje llevar….

las consultas al público por parte de la cerdita, una segunda muy poco protagonista, tb me gustaron, pero la obra va en decadencia desde aprox. la mitad en adelante.

Aún así merece ver tan original historia, absurdos contínuos, subrealidades posibles, y la capacidad de Fele de hacer reir, con su voz, cara, gestos, posturas, es fantástico, ….podría hacer muuuucho más…. aquí y en otras cosas.

Me fui tan contenta a casa, paseando por esa zona tan céntrica de Madrid, llena de bullicio y gente jóven a todas horas, con multitud de rincones de toda índole, ….y con ganas de haberle dicho a Fele lo merecido de su éxito….

Anuncios