Encontramos una casita rural en la sierra de Granada, donde lo pasamos fenomenal, tenía una piscina tipo poza de las de antes, con un jardin pequeño pero suficiente y un solarium de estilo ibicenco donde tambien estuvimos muchos ratos, cerca, muchos sitios para comer bien y tranquilo, y ademas pudimos visitar la Alhambra, un calor espantoso pero ese lugar es único, digno de ver y rever, y Granada otra ciudad con vida propia….
Aquí las fotos:

Anuncios