Nos juntamos como de vez en cuando en Plasencia a cenar unos cuantos, y resultó que en la mesa de al lado estaba el periodista Pepe Calabuig, menudas risas para echarle unas fotos sin que se diera cuenta, jajajaja, Alma y Ronan colaboraban al intento posando para mi.

La cena muy bien, las copas se alargaron hasta altas horas de la madrugada, pero quedábamos cuatro gatos, y saqué una foto de Rosa y Marcos con el que nos encontramos y que ya supuso mi retirada, allí se quedaron los dos..

Anuncios