Estuvimos cenando en el peruano de la Plaza del Perú, la comida muy rica pero éramos tantos que tardamos mucho en todo, en sentarnos en que nos sirvieran….los cóckteles de muerte.
Luego casualmente encontramos un Irlandés en la calle Alberto Alcocer en el que cantaban en directo Los Limones, increíble, fue divertidísimo, me hubiese quedado hasta las mil, pero al día siguiente me iba a navegar al pantano del Atazar y no se podían hacer excesos.

Aquí algunas fotos, tb del día de despedida del curso de tenis hasta Septiembre en el restaurante de Carmen, Zampasana.

Anuncios