22 Agosto
Después de muchos días de tensa espera, por fin en Barcelona, recién llegada en el AVE, la emoción de conocer a los que por una semana serían mis compañeros de viaje me invadía….

Todo muy rápido, ya en el Port Olimpic, se sortean los barcos, ibamos 2 barcos, Browny de 40 pies y ya con sus años, y el Up to you de 49 pies, un Jeanneau Sun Odisey, el mismo modelo que el PEU con el que navego en Alicante, pero con 9 pies más, y nuevo y superlimpio…. Que suerte tuve!! Adelfa y yo iríamos en el lujoso Up to you, nunca he navegado en un barco mejor..

Muy buenas impresiones con todos los tripulantes, tb con los capitanes Ramón y Dani y con la profe de yoga Ana, que muy diligente encargó la compra para luego tener el placer de disfrutarla casi siempre cocinada por ella durante toda la travesía.

El reencuentro con Adelfa fue estupendo, igual que siempre, tan entusiasta y dinámica, como la admiro!

La tripulación del Up to you resultó tranquila, muy obediente, simpática y cariñosa.

Raquel y Laura ocuparon la suite de la proa que llevaba baño incluído, no se podía tener tanta suerte y a ellas les tocó el mejor sitio para dormir, motivo de coña todo el tiempo, jajajaja….

Balen y Jose ocupaban uno de los camarotes de la popa y Adelfa y yo el otro, quedando Dani, el capi y Ana, la profe de yoga, durmiendo en el salón del barco, la parte más incómoda, aunque hicieron de tripas corazón y creo q hasta descansaron bien a ratos….

Lo cierto es que Jose y yo, casi no dormimos en los camarotes, preferíamos dormir en la bañera de cubierta, a espensas de la meteorología, pero DIVINAMENTE eh!!

El recorrido comenzó tarde, esperando a Andrés, del que nos acordamos muchos ratos, tb de su familia, jajajaja…. hasta que por fín apareció y comenzamos la travesía hacia Ciutadella en Menorca.

Siempre se hace pesado navegar tantas millas del tirón y a motor, que remedio!!, pero a los que nos gusta el mar, es indescriptible la cantidad de sensaciones y sentimientos que te recorren en tantas horas mirando y sintiendo el cielo, las estrellas, la brisa, el bamboleo de las olas que te acunan, el viento, los colores imposibles de describir….

Ciutadella nos recibió con ese color anaranjado característico que tiene la ciudad al atardecer, y nos ofreció una noche de cena y copas tranquilas, me escapé un ratito con Adelfa a pasear tan preciosa ciudad cuya iluminación nocturna es de las mejores del mediterráneo que yo haya visto..

Al amanecer primera toma de contacto con el yoga en un lugar privilegiado pero de suelo duro, me encantó, aunque me veía bastante incapacitada para practicarlo, era mi primera vez.
Luego paseo de nuevo por la ciudad de mañana con Ricardo y Jose, maravillosa, sus ensaimadas con sobrasada, sus calles bulliciosas y las abarcas menorquinas q siempre compro si paso por allí..

Nos vamos a Fornells, donde nos espera una caldereta de langosta, que finalmente no tomé pq de camino las delicatessen que nos preparaba Ana, eran ya para mí más que suficiente para estar repleta.

Salimos camino de Mahón, todos los trayectos nos ofrecían vistas espectaculares, un sinfín de calas y playas, a las que nos acercábamos más o menos según las circunstancias del mar y el viento, disfrutando cada minuto, nadar, snorkel, baños de sol, higiene con agua salada, verdaderos placeres.. el yoga siempre presente..en la arena lo mejor!!
..y al llegar al segundo puerto natural más grande del mundo, sólo puedes quedarte con la boca abierta y admirar tan esplendorosa belleza, pocos sitios tienen una magia tan palpable.

Allí atracamos en un lugar muy singular, donde la vida de los barcos con los que compartíamos los amarres nos llenaban de alegría y nos hacían poner a jugar la imaginación sobre sus vidas, sus orígenes y sus destinos, familias con niños, perros, parejas de jóvenes, algún adolescente, cualquier nacionalidad en pocos metros cuadrados.
El lugar además era muy apropiado para el yoga q “disciplinadamente” hacíamos mañana y tarde, jaja!!

La tramontana que anunciaban en el parte del tiempo, nos impidió salir antes de Mahón, pero no importó nada pq se estaba estupendamente viviendo allí, pasamos dos noches, podíamos bajar a Mahón en el dingui, así que teníamos todo a mano.
La primera noche cenamos en un restaurante sobre el agua, único el sitio, y luego salimos de copas, q me sentaron fatal al día siguiente, pero me hicieron pasar muy buenos ratos esa noche, en la que además coincidí con Fernando, amigo de Plasencia que estaba tb pasando unos días en Menorca con más amigos.
La segunda noche me perdía la cremá que preparó el Browny, pq ya había sufrido durante el día la resaca de la noche anterior y no quería más..

La salida de Mahón, suponía el comienzo del fin, así que fue algo nostálgica, al menos para mi, aunque el día nos escondía estupendas sorpresas, como ver las cuevas de Xoroi desde el mar, pasar por Cala en Porter, de la que Adelfa es “marquesa”, calas Macarella y Macarelleta, con ese turquesa, que no sabes si es verde o azul….

La vuelta fue suave, las guardias emocionantes, las estrellas incontables, las cabezadas fugaces, me he sentido una reina en el Up to you!!

28 Agosto
Ver Barcelona, nublado al llegar, me entristeció, se terminaba la aventura.

Gracias a todos, Maider, Ricardo, Andrés, Raquel, Laura, Pablo y Ramón del Browny, fue genial las maniobras para fondear juntos, y a mis compas del Up to you, que convivencia más tranquila, como en familia.
He disfrutado muchísimo de todo y de todos.

Aquí los links a las fotos y dos videos:

http://www.flickr.com/photos/14143637@N07/sets/72157627514808369/show/

http://www.youtube.com/watch?v=x3sTYjd96ho

http://www.youtube.com/watch?v=PddWNFUhKS8

Anuncios