You are currently browsing the category archive for the ‘navegar’ category.

Casi como un imprevisto, me vi embarcada con Alfonso en una regata que nos propone Ramón del PEU en Alicante, para ir de Alicante a Torrevieja y vuelta en dos días.
Mucha ilusión, alargando el verano al máximo.
El tiempo espectacular, Alicante es una ciudad que me encanta y disfrutamos la cena de la noche de llegada, el viernes, en la zona vieja del barrio, para después pasear por la zona del puerto nuevo..
La mañana nos esperaba con poco viento, pero enseguida empezó a soplar e hicimos una primera manga muy digna, adelantando a algunos rivales y viendo pasar a otros, optamos por ir no lejos de la costa y haciendo maniobras, de ceñida casi todo el camino, viento del sureste.
La travesía una gozada, Alfonso me dejó currar lo justo, así que como casi siempre en plan reinona, disfruté de la regata sin hacer muchos esfuerzos.
Al llegar teníamos en el club de regatas de Torrevieja una cena que se hizo esperar, compartimos mesa con nuestros vecinos de atraque esa noche, Ses Bruixes, conversación relajada y amable, y aunque ganas de copas había, preferimos descansar y yo literalmente me desmayé en el camarote y dormí a pierna suelta toda la noche.
La vuelta que tenía que ser temprano para no coincidir con otra regata q había en Torrevieja ese domingo, se retrasó por como rolaba el viento, cambio de boya de desmarque, cambio del barco del comité, en fin, lío…. viento de popa, escaso, y errores y maniobras eternas nos hicieron entrar los últimos, pero muy dignamente, como no éramos muchos participantes y la ida había sido buena, quedamos a mitad de lista en la clasificación.

Después de comer copiosamente, tocaba empezar a pensar en volver a Madrid, el peor momento de todos, pero lo disfrutado ya no nos lo quitaba nadie.
Despedidas y vuelta, Alfonso aterrado ante la idea de volver a ver códigos de barra de ruedas de camiones, llevaba yo el coche a la ida y a la vuelta.

Aquí las fotos: http://www.flickr.com/photos/7931063@N08/sets/72157627740547122/show/

Anuncios

22 Agosto
Después de muchos días de tensa espera, por fin en Barcelona, recién llegada en el AVE, la emoción de conocer a los que por una semana serían mis compañeros de viaje me invadía….

Todo muy rápido, ya en el Port Olimpic, se sortean los barcos, ibamos 2 barcos, Browny de 40 pies y ya con sus años, y el Up to you de 49 pies, un Jeanneau Sun Odisey, el mismo modelo que el PEU con el que navego en Alicante, pero con 9 pies más, y nuevo y superlimpio…. Que suerte tuve!! Adelfa y yo iríamos en el lujoso Up to you, nunca he navegado en un barco mejor..

Muy buenas impresiones con todos los tripulantes, tb con los capitanes Ramón y Dani y con la profe de yoga Ana, que muy diligente encargó la compra para luego tener el placer de disfrutarla casi siempre cocinada por ella durante toda la travesía.

El reencuentro con Adelfa fue estupendo, igual que siempre, tan entusiasta y dinámica, como la admiro!

La tripulación del Up to you resultó tranquila, muy obediente, simpática y cariñosa.

Raquel y Laura ocuparon la suite de la proa que llevaba baño incluído, no se podía tener tanta suerte y a ellas les tocó el mejor sitio para dormir, motivo de coña todo el tiempo, jajajaja….

Balen y Jose ocupaban uno de los camarotes de la popa y Adelfa y yo el otro, quedando Dani, el capi y Ana, la profe de yoga, durmiendo en el salón del barco, la parte más incómoda, aunque hicieron de tripas corazón y creo q hasta descansaron bien a ratos….

Lo cierto es que Jose y yo, casi no dormimos en los camarotes, preferíamos dormir en la bañera de cubierta, a espensas de la meteorología, pero DIVINAMENTE eh!!

El recorrido comenzó tarde, esperando a Andrés, del que nos acordamos muchos ratos, tb de su familia, jajajaja…. hasta que por fín apareció y comenzamos la travesía hacia Ciutadella en Menorca.

Siempre se hace pesado navegar tantas millas del tirón y a motor, que remedio!!, pero a los que nos gusta el mar, es indescriptible la cantidad de sensaciones y sentimientos que te recorren en tantas horas mirando y sintiendo el cielo, las estrellas, la brisa, el bamboleo de las olas que te acunan, el viento, los colores imposibles de describir….

Ciutadella nos recibió con ese color anaranjado característico que tiene la ciudad al atardecer, y nos ofreció una noche de cena y copas tranquilas, me escapé un ratito con Adelfa a pasear tan preciosa ciudad cuya iluminación nocturna es de las mejores del mediterráneo que yo haya visto..

Al amanecer primera toma de contacto con el yoga en un lugar privilegiado pero de suelo duro, me encantó, aunque me veía bastante incapacitada para practicarlo, era mi primera vez.
Luego paseo de nuevo por la ciudad de mañana con Ricardo y Jose, maravillosa, sus ensaimadas con sobrasada, sus calles bulliciosas y las abarcas menorquinas q siempre compro si paso por allí..

Nos vamos a Fornells, donde nos espera una caldereta de langosta, que finalmente no tomé pq de camino las delicatessen que nos preparaba Ana, eran ya para mí más que suficiente para estar repleta.

Salimos camino de Mahón, todos los trayectos nos ofrecían vistas espectaculares, un sinfín de calas y playas, a las que nos acercábamos más o menos según las circunstancias del mar y el viento, disfrutando cada minuto, nadar, snorkel, baños de sol, higiene con agua salada, verdaderos placeres.. el yoga siempre presente..en la arena lo mejor!!
..y al llegar al segundo puerto natural más grande del mundo, sólo puedes quedarte con la boca abierta y admirar tan esplendorosa belleza, pocos sitios tienen una magia tan palpable.

Allí atracamos en un lugar muy singular, donde la vida de los barcos con los que compartíamos los amarres nos llenaban de alegría y nos hacían poner a jugar la imaginación sobre sus vidas, sus orígenes y sus destinos, familias con niños, perros, parejas de jóvenes, algún adolescente, cualquier nacionalidad en pocos metros cuadrados.
El lugar además era muy apropiado para el yoga q “disciplinadamente” hacíamos mañana y tarde, jaja!!

La tramontana que anunciaban en el parte del tiempo, nos impidió salir antes de Mahón, pero no importó nada pq se estaba estupendamente viviendo allí, pasamos dos noches, podíamos bajar a Mahón en el dingui, así que teníamos todo a mano.
La primera noche cenamos en un restaurante sobre el agua, único el sitio, y luego salimos de copas, q me sentaron fatal al día siguiente, pero me hicieron pasar muy buenos ratos esa noche, en la que además coincidí con Fernando, amigo de Plasencia que estaba tb pasando unos días en Menorca con más amigos.
La segunda noche me perdía la cremá que preparó el Browny, pq ya había sufrido durante el día la resaca de la noche anterior y no quería más..

La salida de Mahón, suponía el comienzo del fin, así que fue algo nostálgica, al menos para mi, aunque el día nos escondía estupendas sorpresas, como ver las cuevas de Xoroi desde el mar, pasar por Cala en Porter, de la que Adelfa es “marquesa”, calas Macarella y Macarelleta, con ese turquesa, que no sabes si es verde o azul….

La vuelta fue suave, las guardias emocionantes, las estrellas incontables, las cabezadas fugaces, me he sentido una reina en el Up to you!!

28 Agosto
Ver Barcelona, nublado al llegar, me entristeció, se terminaba la aventura.

Gracias a todos, Maider, Ricardo, Andrés, Raquel, Laura, Pablo y Ramón del Browny, fue genial las maniobras para fondear juntos, y a mis compas del Up to you, que convivencia más tranquila, como en familia.
He disfrutado muchísimo de todo y de todos.

Aquí los links a las fotos y dos videos:

http://www.flickr.com/photos/14143637@N07/sets/72157627514808369/show/

http://www.youtube.com/watch?v=x3sTYjd96ho

http://www.youtube.com/watch?v=PddWNFUhKS8

Como tantas veces, en el Real Club de Regatas de Alicante, un finde divertido, de mucho curro, y con mosquitos que solo me picaban a mi.

El viernes al llegar una cenita variada muy rica, y prontito a descansar para madrugar al día siguiente, un calor terrible en el barco y los mosquitos casi terminan conmigo, a pesar del amoniaco q me dí, el veneno metido en el cuerpo no me dejó dormir..

Por la mañana temprano, estupendo desayuno con el puerto despertando (empieza la actividad, un gusto ver a los equipos preparando velas, aparejos, como un hormiguero..), un placer salir por la bocana y contemplar el mar abierto enterito para ti, poder mirarlo sin q se gaste..
El sábado fue más llevadero y no hicimos un papel malo del todo, la tripu del PEU, Ramón, Alberto, Alfonso y yo, contábamos además con la ayuda de Luis, y el día fue como siete, porque hizo calor, sol, lluvia, fresco, nubarrones, y viento no muy fuerte pero suficiente…. casi no me dejaron currar, estos hombres!! pero disfruté tanto!!

Barbacoa y copas, buff, bajón de todo el día de regata, cinco horas, risas de última hora y agotada me quedo dormida en cubierta..

El domingo muy duro, yo estuve fuera de juego un buen rato, se juntó algo de resaca, un cocktel molotov de medicinas y un viento y maniobras q hacían q la tensión fuese casi contínua.

Un privilegio tener el barco de la CAM a menos de un metro pasándote a velocidad de vértigo en una virada absolutamente perfecta, en la foto, ni un sólo miembro del equipo está a otra cosa q no sea su labor en ese momento..

Al volver comida de despedida en el PEU, relajante total..

La vuelta a Madrid con atasco incluído me dejó KO del todo y el lunes era una zombie….

Deseando ya volver a salir…. tengo vicio!!

Las fotos aquí:http://www.flickr.com/photos/7931063@N08/sets/72157627056120973/show/

Primera tanda de tripulantes del PEU, salimos el martes tempranito desde El Campello hasta Denia, Ramón, Marian, Wen y yo, buena travesía excepto para mí que me mareé y vomité como últimamente siempre me pasa el primer y/o segundo día q navego con algo de mar.
Allí, en Denia, se unirían al equipo el miércoles, Alfonso, Eduardo y Lola.
La salida se retrasó del jueves a las 17 al viernes a las 9, así que tuvimos tiempo de recorrer algo por Denia, yo estuve viendo pisos, y sobretodo…. comer, tapear, copear y descansar.
Tema intendencia, malo, malo, en el sitio mejor para las duchas el agua caliente lo cortaban con el horario de oficina y sin avisar.
Salida para Ibiza, cero viento, más de un roce entre barcos, unos peores q otros, y yo en el baño en el preciso momento de la partida.
Tras horas de intentos por avanzar a una velocidad mínimamente digna, votamos y abandonamos por práctica unanimidad, solo yo quería seguir en plan cero millas a la hora, arriesgando a que nos pillara uno de los temporales esperados en esta Semana Santa por la zona.
Así que metimos motor como una gran mayoría de participantes y nos descalificamos, para llegar a una hora prudente a San Antonio, en Ibiza, y poder cenar en Villa Mercedes, un sitio muy bonito donde se cena bien, cómodo y a precio madrileño.
Cayó alguna copa, pero el cansancio del día se acusaba y nos fuimos relativamente pronto a dormir, Eduardo, Alfonso y yo estuvimos levantando un ratito los brazos en un bar de copas con música en directo donde fiché a un camarero macizorro..
Sábado alquilamos Furgo Fiat, conmigo de fitipaldi al volante y los pasajeros lógicamente acobardados, partimos a Ibiza capi, donde recorrimos el casco antigüo, comimos en terracita e hicimos alguna compra, para volver a San Antonio con tiempo de asistir al pedazo buffet en gigante sitio, del cual no recuerdo el nombre, donde pusieron una paella estupenda para cenar pero q ya no nos entraba entre pecho y espalda.
Repetimos copa en el local del día anterior y a eso de la una o así, el capi dijo q o salíamos en ese preciso instante o nos veriámos atrapados por el temporal q se avecinaba y no sabía por cuanto tiempo….
Así que cortada de rollo, foto con el macizo y despedida de Ibiza, organizamos los turnos, demostramos lo paquetes q somos al hacer un nudo en la mayor, antes incluso de salir de puerto, y afrontamos la noche con cansancio pero optimismo.
A ratos vela, a ratos motor, 6,5 nudos de media, la lengua de la tormenta nos siguió toda la noche de cerca sin adelantarnos, aún comimos en ruta con mejor tiempo en compañía de las gaviotas ya muy cerca de Alicante. En días anteriores vimos delfines..
LLegamos a Alicante a eso de las cuatro, y cada uno fue tirando para su casa, despedidas, unos a por coche a El Campello, otros a Denia, fin de fiesta!!
Un gusto la tripulación con la que me sentí arropada y como en familia toda la travesía..
Aquí las fotos.

Bueno, toy tan contenta que quizá es demasiado pronto para decirlo, pero creo q si, de El Campello a Denia, y de Denia a Ibiza, la Ruta de la Sal, me hacen hueco en el salón del PEU y la Semana Santa en el Mediterráneo, q ganas de navegar madre mía, espero que no tengamos tormenta, me muero por despertarme y acostarme con el inmenso mar como compañía, no le pienso quitar ojo. Y prometo fotos….

Sabado 2 de Octubre, mañana de sol espléndido, viento a rachas en aumento, se promete buena experiencia y lo fue, ambas salidas muy buenas, la segunda casi perfecta, algún momento de dificultad con el spy. Victor eufórico con la buena posición obtenida para el Shamal, Carlos y yo muy contentos.
Séptimos en la tabla, celebramos tb la entrada de dos nuevos socios en el club, cenamos en Lozoyuela, bueno todos cenaron, yo me atiborré de todo, y en ya en Madrid, tb de copas, el anfitrión no nos volverá a invitar.
Aquí algunas fotos que no hacen justicia del día de sol y viento tan extraordinario que tuvimos.
http://www.flickr.com/photos/14143637@N07/

Este verano he tenido la enorme suerte de encontrar la mejor compañía para disfrutar de uno de los deportes que me apasionan en un lugar más cercano a Madrid que el mar.
Aunque todavía no nos ha atizado el viento como debiera, va “in crescendo”, y no pierdo la esperanza de escorar como Dios manda antes que termine la temporada….
La primera regata con Carlos, salió muy regular, pero en la segunda “HUNTER”, el Shamal nos dejó a mitad de tabla en la clasificación, bueno, casi!!, ayudó que venía Vito, que conoce el barco como si fuera suyo.
En todas las ocasiones la paella, la sobremesa y el alargar el día con la tripulación, hicieron de los sábados, el día rey del fin de semana.
Las fotos:

Un viaje donde surgieron multitud de imprevistos.
Salimos de Alicante la madrugada de un viernes a sábado, cuatro de tripulación,
Adelfa, a la que no veía desde hacía años, estaba como siempre, la alegría de la huerta,
blanca y ramón, la pareja en eterna discusión,
y yo tan chula, no me tomé la biodramina C de rigor,
al amanecer…. fue subir a cubierta y vomitar por todos los rincones, creí que jamás me gustaría de nuevo navegar, buffff, fatal,
en cuanto vimos Ibiza a unas millas en el horizonte se me pasó todo de golpe.
Ya no me acuerdo de los nombres de las calas, pero recorrimos en unos días la parte sureste de Ibiza y Formentera,
el quinto tripulante llegó el domingo, italiano peculiar, le recogimos en San Antonio,
a partir de ahí, la paz simulada se trastocó un poco, no era oro todo lo que relucía, aún así, días divertidos de calma y nervios a la vez por cada ocasión que era única,
en Espalmador los barros…. y por la noche con luna llena recorriendo de barco en barco con una lancha a remos, que brazos se me pusieron….fiesta allí, zumito y fumeteo de relax allá, cada loco con su tema, y la magia por todas partes, que tendrá ese rincón del mundo que yo me quedaría en el eternamente….
cala Saona, el turquesa es ese y sólo ese, un extremeño simpatiquísimo con dos chicas espectaculares nos ofrecían un mojito de bienvenida….
El puerto de Formentera, debí bajarme y recorrer en moto la isla, pero como ya lo hice hace años, me tiraba más seguir navegando, y al volver a recoger a los q si bajaron, pude llevar el barco yo sóla, pocas millas a seis nudos, para mi suficiente, que feliz!!
Illetes, que barcos, que amanecer a las seis y media, era de cine!!
Aletas y gafas, bucear en cualquier momento, que gozada!!
sólo bajé a tierra en santa eulalia, y en algún que otro chiringuito perdido en las calas….
la vuelta a Alicante fue mucho más tranquila que la ida hacia Baleares,
y se terminó todo pronto, demasiado pronto!!
Las fotos aquí:

Una semanita de crucero, había que probar, pero es un todo incluído en un barco gigante, donde el mar es lo menos importante, y el tiempo limitado para visitar las ciudades por donde se pasa, no deja disfrutar como en otras experiencias de las gentes y los lugares de culturas distintas a la tuya. te quedas en la superficie y lo más turístico de todo.
Lo mejor del crucero, al menos en este barco americano es q todo es de color de rosa, todo el mundo te sonríe, todo es un buen rollo extraordinario, todo está preparado para q estés con una sonrisa de oreja a oreja de principio a fin.
La animación muy americana, pero tampoco necesitaba más, con la compañía, eramos cuatro mujeres con ganas de disfrutar, fue suficiente.
A la ida Venecia era un horno pero tan bonita!!, Dubrovnik, preciosa perla del mediterráneo, gracias q yo ya la conocía de una ocasión anterior y la había vivido tanto….
En Santorini el calor y la humedad te dejaba arrugadito como una pasa, y lo que lloré subida al burro, que miedo, cuesta abajo casi en vertical….ufff!!
Corfú sencilla, me gustó mucho, se respiraba serenidad, un sitio para quedarse..
De vuelta un dia y una noche en Venecia, hasta frío pasamos, en una semana se pasó de los 44 grados a los 18, que me digan que el cambio climático no existe, vamos!!

Una regata muy instructiva, pq como eramos poca tripulación no quedaba más remedio que hacero todo uno mismo, y así se aprende seguro.
El hijo de Ramón, el capitán, Alberto y su amigo, encantadores!!
Dos días de regata y uno en la isla de Tabarca, muy completo el finde largo.
Aquí las fotos:
http://www.flickr.com/photos/7931063@N08/sets/72157624629300261/show/

Archivos

Blog Stats

  • 30,202 hits
noviembre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930